tiempo
el tiempo
parkink lliure
parking libre
govern obert
govern obert
seu electronica
sede electrónica
cita previa
cita previa

Municipio de la Comunidad Valenciana, situado en la comarca del Camp de Túria, a 22,6 km de València, con un altitud de 102 m aproximadamente. La situación geográfica de la Pobla de Vallbona es de 39° 9’ de latitud norte, y 0° 36’ de longitud oeste respecto del meridiano de Greenwich. Podemos acceder desde València, a través de la CV-35 y por la línea 1 de Metro de València.
Los habitantes se llaman poblans.
La población se ubica en el sur del término, principalmente sobre terrenos planos. El punto geodésico más alto es la montaña Tos Pelat con 225 m sobre el nivel del mar. Su término, de 33’1 km² de extensión, limita en el norte con Olocau y Serra, en el sur con Orilla-roja del Turia, al este con Bétera y l'Eliana, en el oeste con Llíria y Benaguasil, del cual se segregó en la Edad Media.
La superficie del término municipal tiene la forma de un rombo irregular y es regado por el río Turia por medio de las acequias del Alguatzil, El Campés, Primera, Major y la Nova, con las boqueras del Alginet y Gallipont.
En el casco urbano se distinguen dos sectores diferenciados: en el sur, el núcleo original, la villa planificada con plan ortogonal (1382) y, en el norte, «las Abanicas» (antiguamente conocida por «*Las Ventas del Moro») en el camino de València en Llíria. En el casco urbano, encontramos el barrio de Sant Josep.

 

Existen evidencias de población de época íbera en el camino de carrilades de la Covatella, de entre  el siglo IV y el siglo II a. C., y de época romana imperial, donde nuestro territorio estaba bajo la influencia de la ciudad de Edeta.

En el término de la actual Pobla de Vallbona se han documentado dos villas rústicas, aunque ninguna de ellas ha sido objeto de excavaciones. La primera se encontraba después de la antigua casa de los peones camineros de la cual toma el nombre, Casella de Peones Camineros.

En 1964, al transformar unos campos para plantar naranjos, se recogieron varios fragmentos de cerámica romana imperial, un contrapeso de telar, una baldosa romboidal y varios fragmentos de cerámica común; también se constató la existencia de restos de construcciones. Las cerámicas permiten datar este conjunto entre los siglos I y II d. C.

Los otros restos romanos de la Pobla de Vallbona hacen referencia a unos tramos de canalización para agua, excavados en la roca, en los alrededores del Mas de Tous y en las Eras del Barranquet. Alrededor del Mas de Tous también se encontraron ánforas y piedras de molino, lo cual podría indicar que era otra villa relacionada con el mantenimiento del acueducto. De cualquiera de estas villas debió de proceder la lápida funeraria que, según Diago, 1613, se encontraba detrás del altar mayor de la Iglesia, aunque estaba muy deteriorada.

La existencia de la Pobla de Vallbona se encuentra documentada por primera vez a comienzos de 1282 cuando en un registro del 27 de abril de aquel año la monarquía ordenaba que se desviara el Camino Real que discurría entre la ciudad de València y Llíria haciéndolo pasar por la Pobla, propiedad en aquellos momentos de Jaume Pérez. Estas nuevas poblaciones se caracterizaban por la disposición regular del asentamiento, conseguida mediante un viario ortogonal.

El año 1382 el Infante Martín y su mujer Maria de Luna, condes de Jérica y de Luna, establecen la Carta Pobla de la Pobla de Vallbona exclusiva para cristianos.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.

Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace:

acceda aquí